Las micotoxinas afectan el sistema inmune del cerdo

La contaminación por micotoxinas, incluso en niveles que no causan signos visibles de micotoxicosis, suprime la función inmune, disminuye la resistencia a enfermedades infecciosas e interfiere con las vacunas.

La inmunosupresión es una de las consecuencias más importantes de la contaminación por micotoxinas 

Los cerdos, como los seres humanos y todos los demás vertebrados, muestran dos tipos de respuestas inmunes:

  • Respuesta inmune innata: está presente desde el nacimiento y siempre está lista para movilizarse y combatir los patógenos en el sitio de la infección. La inmunidad innata es muy rápida (activa en menos de 12 horas) pero inespecífica.
  • Respuesta inmune adquirida: se desarrolla durante la vida del animal. Es altamente específica para cada patógeno en particular y muy efectiva, pero se activa con lentitud (tarda horas e incluso días).

La contaminación por micotoxinas, incluso en niveles que no causan signos visibles de micotoxicosis, suprime la función inmune, disminuye la resistencia a enfermedades infecciosas e interfiere con las vacunas.

Las principales micotoxinas con efectos negativos sobre el sistema inmune del cerdo son las aflatoxinas, las fumonisinas, los tricotecenos (toxina T2 y DON) y las ocratoxinas. Cada una de estas micotoxinas puede afectar la inmunidad innata o la adquirida:

1) Las fumonisinas afectan la inmunidad innata al inhibir la actividad de los macrófagos, especialmente en los pulmones y en el epitelio digestivo. A concentraciones tan bajas como 1 ppm, la fumonisina B1 disminuye la resistencia a patógenos respiratorios como Mycoplasma y facilita la colonización del epitelio digestivo por E. coli.

2) Las aflatoxinas reducen la respuesta celular de la inmunidad adquirida. Se ha demostrado que las aflatoxinas disminuyen la resistencia a Brachyspira hyodysenteriae y reducen la eficacia de las vacunas contra Erysipela.

3) La toxina T-2 (desde 0.5 ppm) y DON (desde 1 ppm) deterioran la inmunidad adquirida al disminuir la generación de anticuerpos. La contaminación por toxina T-2 se asocia con una mayor incidencia de enfermedades infecciosas de origen bacteriano, viral, fúngico y parasitario. Por otro lado, se ha demostrado que el DON reduce la eficacia de la vacunación contra el virus del síndrome respiratorio y reproductivo porcino (PRRSV).

4) La ocratoxina afecta a la inmunidad adquirida a través de varios mecanismos de acción. Hay menos estudios sobre los efectos de la ocratoxina, pero parece que la contaminación por encima de 1 ppm conduce a un mayor riesgo de neumonía y otras infecciones bacterianas.

La contaminación por micotoxinas, incluso en niveles que no causan signos visibles de micotoxicosis, suprime la función inmune, disminuye la resistencia a enfermedades infecciosas e interfiere con las vacunas.

Para resumir

La inmunosupresión es una de las consecuencias más importantes de la contaminación por micotoxinas, aunque es la más difícil de identificar porque las enfermedades infecciosas y los fallos vacunales a menudo se atribuyen a otras causas.

Para prevenir los fallos del sistema inmune, es necesario añadir un buen secuestrante de micotoxinas a los alimentos para porcino.

Productos de elección

Plusbind©, nuestra línea de secuestrantes de micotoxinas, es la opción ideal para prevenir la micotoxicosis en cerdos. Los secuestrantes Plusbind© se basan en cócteles estudiados de silicatos, resultando en una capacidad de captación mejor que los secuestrantes basados ​​únicamente en un silicato.

Para más información sobre este tema o sobre cualquiera de nuestros productos, no dude en ponerse en contacto con nosotros través del mail info@plusvet.eu

Somos expertos en la salud digestiva de aves y ganado
Copyright© 2018 PlusVet Animal Health

Ciertas declaraciones nutricionales y de propiedades saludables de nuestros productos pueden no ser aplicables en su país.

Posted in: Micotoxinas, Porcino

Leave a Comment (0) ↓

Leave a Comment