Colibacilosis, ¡una enfermedad estremecedora!

Colibacilosis, ¡una enfermedad estremecedora!

La colibacilosis es una de las enfermedades infecciosas de origen bacteriano más comunes en la industria avícola y una de las principales causas de pérdidas económicas. Estas pérdidas son debidas al aumento de la mortalidad y la morbilidad, la falta de uniformidad, la disminución de la producción, los costos de tratamiento y el aumento de los animales no aptos en el matadero. Afecta a pollos de engorde, ponedoras y reproductoras de todas las edades, aunque los animales más jóvenes son generalmente más susceptibles a la enfermedad.

La colibacilosis se define como una enfermedad causada por bacilos del colon, especialmente E. coli. Escherichia coli forma parte de la flora intestinal de los animales sanos y está ampliamente diseminada por la piel y las plumas de las aves, las heces, la cama, el polvo y, en general, por el ambiente de la nave. Además, los alimentos, el agua de bebida, los roedores, los ácaros y los insectos pueden constituir una fuente de E. coli. Sin embargo, solo del 10 al 15% de las cepas de E. coli son patógenas y se denominan cepas de Escherichia coli patógena aviar (Avian Pathogenic Escherichia Coli, APEC). Los principales serotipos implicados en la colibacilosis son O78, O2 y O1.

La colibacilosis comienza cuando APEC consigue llegar al interior del cuerpo y da lugar a una infección, sea local o general. Los animales sanos no desarrollan colibacilosis: esta enfermedad afecta aves que están débiles debido a infecciones previas, problemas nutricionales, toxinas, estrés ambiental u otros factores que describiremos más abajo.

Vías de entrada de la Escherichia coli patógena aviar

La APEC puede ingresar al cuerpo a través de 6 rutas principales:

1. Sistema respiratorio

La principal vía de transmisión de la APEC en las aves es a través de la inhalación de aire o polvo contaminados.

La APEC puede desencadenar una infección respiratoria por sí sola o, más comúnmente, causar una infección secundaria cuando existe una infección primaria por virus o bacterias (virus de la enfermedad de Newcastle, virus de la bronquitis infecciosa, M. gallisepticum, P. multocida, laringotraqueítis infecciosa), irritación o reacciones secundarias a las vacunas.

Además, como explicamos en este artículo, para permitir un intercambio de oxígeno más rápido, las membranas respiratorias de los pulmones de las aves son más delgadas que en los mamíferos. Una interfaz más delgada hace que el intercambio de gases sea más eficiente, pero al mismo tiempo facilita que los patógenos como APEC penetren las membranas respiratorias y originen una infección local o sistémica.

2. Sistema digestivo

Un desequilibrio de la flora intestinal causado por infecciones bacterianas, coccidios, micotoxinas, mala calidad del agua o del pienso, cambios en el pienso, estrés o la administración de antibióticos puede provocar el crecimiento excesivo de las APEC presentes naturalmente en el aparato digestivo.

Cuando la barrera intestinal deja de funcionar, la APEC atraviesa el epitelio digestivo, llega al sistema circulatorio e inicia una infección local o sistémica.

3. Piel

La piel es la primera línea de defensa del cuerpo. Cuando la piel se daña o se rompe, como en el caso de la pododermatitis, heridas o rasguños, los microorganismos que colonizan la piel o que se introducen en la herida desde el ambiente pueden causar una infección.

Las bacterias patógenas también pueden diseminarse a través de los tejidos y causar celulitis (infección bacteriana de las capas dérmicas o subcutáneas de la piel), osteomielitis (infección bacteriana del hueso) o septicemia (presencia de bacterias en la sangre que puede conducir a un estado inflamatorio de todo el cuerpo). El riesgo es mayor cuando el sistema inmunológico del ave está comprometido.

Se ha demostrado que el canibalismo y el picaje están relacionados con la aparición de colibacilosis.

4. Sistema reproductivo

Las bacterias APEC que ascienden desde la cloaca, provenientes del ambiente o del sistema digestivo, viajan a través del oviducto hasta el ovario y causan infecciones en el sistema reproductivo o en la cavidad corporal.

Cuando el oviducto está infectado, las yemas pueden depositarse fuera del oviducto y causar peritonitis por yema de huevo.

5. Infección del ombligo

La infección del ombligo, también llamada onfalitis, afecta a los pollitos recién nacidos y es causada por una serie de especies bacterianas, como estafilococos, proteus, pseudomonas y E. coli.

El ombligo está inflamado y no se cierra, lo que hace que los animales sean susceptibles a las infecciones de la cavidad abdominal y a la septicemia.

6. Transmisión vertical

Como describimos en este artículo, la APEC se puede transmitir de las reproductoras a los pollitos de dos formas diferentes:

Transmisión vertical
Durante la formación del huevo, la albúmina o las membranas del huevo (rara vez la yema) se contaminan como resultado de una infección por APEC existente en los ovarios o en el oviducto. Los huevos también pueden contaminarse durante el paso por la cloaca.

Transmisión horizontal
La APEC llega al interior del huevo desde el ambiente exterior a través de la cáscara del huevo. La materia fecal aviar y otras fuentes ambientales en el galpón de puesta, durante el transporte, almacenamiento o incubación pueden introducir rápidamente bacterias en los huevos.

Infecciones locales y sistémicas causadas por Escherichia coli patógena aviar

Por definición, el término colibacilosis se refiere a cualquier infección causada por la APEC. Los detalles de cada tipo de infección se describirán en próximos artículos, pero en general los dividimos de la siguiente manera:

Infecciones localizadas

  • Onfalitis (infección del ombligo)
  • Celulitis (infección de la dermis)
  • Síndrome de la cabeza hinchada
  • Salpingitis
  • Peritonitis
  • Orquitis
  • Aerosaculitis y neumonía

Infecciones sistémicas

La colisepticemia es una infección generalizada del cuerpo del ave causada por APEC. Afecta a pollos de todas las edades, pero tiene mayor incidencia en pollitos y a gallinas al inicio de la producción. Causa depresión, fiebre, cloacas sucias y, a menudo, una alta mortalidad, con muerte súbita. La infección del corazón conduce a insuficiencia cardíaca.

En la necropsia se pueden observar poliserositis (perihepatitis, pericarditis) y peritonitis.

Las aves que sobreviven pueden presentar secuelas como osteomielitis, sinovitis, pericarditis o salpingitis.

Factores de riesgo

Como hemos explicado más arriba, la colibacilosis es una enfermedad que ocurre en animales debilitados, como resultado de una disminución de la inmunidad o cuando existe una alta carga de patógenos en el medio ambiente. Los principales factores predisponentes son los siguientes:

  • Problemas respiratorios, como enfermedades virales y micoplasmosis
  • Concentración excesiva de polvo y amoniaco en el ambiente de la nave, que daña los cilios del tracto respiratorio superior y hace que el sistema respiratorio sea más susceptible a APEC
  • Reacciones secundarias a las vacunas.
  • Higiene pobre
  • Estrés, incluido estrés por calor o frío, hacinamiento, ruidos y cambios de alimentación.
  • Infecciones digestivas, incluidas enfermedades parasitarias, coccidiosis y enteritis necrótica, así como desequilibrios digestivos
  • Micotoxicosis
  • Mala calidad microbiológica de los piensos o del agua de bebida
  • Ácaros, moscas, insectos y roedores.
  • Canibalismo, picaje, pododermatitis y otras lesiones en la piel
  • Mala calidad del pollito
  • La cepa y virulencia de la APEC y la carga microbiana

Tratamiento

La colibacilosis se trata principalmente con antibióticos.

Mientras que hace 10 años los antibióticos solían ser muy eficaces, hoy en día, debido al abuso de antibióticos, muchas cepas de APEC son resistentes a múltiples fármacos.

La APEC es especialmente resistentes a tetraciclinas, sulfonamidas, estreptomicina, trimetoprima, nitrofuranos, ácido nalidíxico y ampicilina. Amoxicilina, neomicina (solo acción digestiva), gentamicina y fluoroquinolonas muestran una mejor efectividad.

Prevención

El control y la prevención eficaces de la colibacilosis pasa por identificar y eliminar los factores de riesgo de la enfermedad. Al mejorar la bioseguridad, el saneamiento, la calidad del aire, la nutrición, la inmunidad y la calidad del pollito del primer día, es posible reducir el nivel de exposición a APEC.

Bioseguridad y saneamiento

  • Programas de limpieza y desinfección para reducir la carga microbiana APEC en la granja.
  • Mejora de la calidad microbiológica de la cama
  • Protección contra patógenos que promueven infecciones secundarias por APEC, como virus respiratorios, Mycoplasma sp., coccidios
  • Recolección frecuente de animales muertos
  • Monitoreo de las aves: cobertura de plumas, pododermatitis, canibalismo, heridas

Calidad del aire

  • Reducción de polvo y amoniaco
  • Ventilación adecuada de la nave
  • Temperatura y humedad ambientales óptimas

Nutrición

  • Mejora de la digestibilidad del pienso
  • Reducción de la carga bacteriana del pienso
  • Control de la calidad microbiológica del agua
  • Uso de un desinfectante de agua, como DigestoCid© junto con la cloración
  • Uso de aditivos para la salud intestinal, que reduzcan la cantidad de APEC en la flora digestiva y que refuercen la barrera intestinal
  • Minimizar los cambios de alimento en parvadas debilitadas o estresadas
  • Control de los niveles de micotoxinas

Inmunidad

  • Prevención de enfermedades que disminuyen la inmunidad, como IB, micoplasmosis, micotoxicosis
  • Optimización del programa de vacunación
  • Control de las reacciones secundarias a las vacunas
  • Promoción de una flora intestinal sana
  • Uso de aditivos con efectos estimulantes del sistema inmune
  • Reducción del estrés

Calidad de los pollitos

  • Reducción de la exposición de las reproductoras a la APEC, a nivel ambiental y digestivo
  • Reducción del número de APEC en la flora digestiva del pollito de un día
  • Control de las infecciones reproductivas de las reproductoras
  • Reducción de la contaminación fecal de los huevos fértiles
  • Mejora de la calidad de la cáscara del huevo fértil, para evitar la entrada de APEC

Las vacunas no ofrecen una protección completa debido a la diversidad de cepas APEC. Si se vacuna a las reproductoras, su descendencia tiene una inmunización eficaz hasta el día 15 de edad.

Por otro lado, existen dos tipos de vacunas destinadas a pollitas, una sin protección cruzada y otra con protección cruzada sobre varias cepas.

Para más información sobre este tema o sobre cualquiera de nuestros productos, no dude en ponerse en contacto con nosotros través del mail info@plusvet.eu

Somos expertos en la salud digestiva de aves y ganado

Copyright© 2020 PlusVet Animal Health

Background found here. Artwork of the pumpkins found here.
Safe Creative #2007170344376

Ciertas declaraciones nutricionales y de propiedades saludables de nuestros productos pueden no ser aplicables en su país.

Posted in: Aves

Leave a Comment (0) ↓