¿Pueden los fitobióticos reemplazar a los antibióticos promotores de crecimiento ?

Pueden los fitobióticos reemplazar a los promotores de crecimiento antibióticosActualmente, la industria ganadera está avanzando hacia una reducción en el uso de antibióticos promotores de crecimiento, con el fin de prevenir la aparición de cepas bacterianas resistentes a los antibióticos.

Los antibióticos promotores del crecimiento actúan a través de un mecanismo de acción diferente según la especie. Por ejemplo, en el cerdo su principal beneficio es prevenir la diarrea post-destete causada por E. coli, mientras que en aves su función principal es la prevención de la enteritis necrótica.

PRE-REQUISITOS

Inmediatamente después de restringir los antibióticos promotores del crecimiento en Europa, aumentó la incidencia de enfermedades digestivas. Los nutricionistas europeos tuvieron que aprender a diseñar dietas sin antibióticos, un proceso que no siempre fue fácil.

A partir de la experiencia europea, ahora está claro que ningún aditivo por si mismo puede reemplazar completamente a los antibióticos promotores del crecimiento y que, además de reformular el alimento, es necesario mejorar los programas de manejo y bioseguridad:

  1. Manejo: evitando cambios abruptos en las temperaturas ambientales y entornos demasiado fríos o demasiado calurosos; reduciendo el NH3 ambiental y asegurando una ventilación adecuada; reduciendo la densidad; practicando sistemas todo-dentro-todo-fuera.
  2. Bioseguridad: un programa de bioseguridad estricto y exhaustivo debe aplicarse estrictamente a todos los sectores de la explotación. Debe ser práctico y fácil de entender para todos.
  3. La formulación de alimento es igualmente importante:
  • Las bacterias patógenas crecen en las proteínas no digeridas presentes en el intestino, por lo que los niveles de proteína bruta deben reducirse a la cantidad que el animal estrictamente necesita, evitando cualquier exceso;
  • En mamíferos jóvenes y pollitos, es necesario mejorar la digestibilidad de la dieta aumentando el porcentaje de proteínas de alta calidad;
  • El uso de cereales cocidos mejora la digestibilidad del alimento para lechones;
  • El uso de cereales viscosos como el centeno o el trigo debe minimizarse ya que reducen la motilidad intestinal y favorecen el crecimiento de patógenos;
  • No hay que excederse en la suplementación con hierro, especialmente en lechones, ya que favorece el crecimiento de E. coli;
  • El calcio inorgánico y el fósforo tienen una alta capacidad de absorber ácidos y, por lo tanto, pueden aumentar la incidencia de diarrea en porcinos jóvenes.
  • El contenido de fibra bruta debe aumentar, especialmente las fuentes de fibra no lignificadas, como la pulpa de remolacha y cascarones de soja, ya que son fermentadas por microorganismos beneficiosos, lo que mejora la salud digestiva.

EL CONCEPTO DE SALUD DIGESTIVA

Los esfuerzos realizados en la formulación de alimentos, manejo, bioseguridad y en el uso de los aditivos adecuados se dirigen a reforzar la “salud digestiva” o “salud gastrointestinal”, que se ha definido como la “capacidad del aparato digestivo para realizar sus funciones fisiológicas normales y mantener la homeostasis, a pesar de la presencia de factores de estrés”.

Mantener la salud gastrointestinal es necesario para una producción altamente eficiente sin utilizar promotores de crecimiento químicos.

ADITIVOS CAPACES DE REEMPLAZAR ANTIBIÓTICOS PROMOTORES DEL CRECIMIENTO

Los antibióticos promotores de crecimiento pueden ser reemplazados por aditivos con acción bacteriostática o bactericida:

  • El óxido de zinc y el sulfato de cobre muestran buenas propiedades antibacterianas, pero son perjudiciales para el medio ambiente y su uso está restringido en algunos países.
  • No todos los ácidos orgánicos son igualmente efectivos como antimicrobianos. La efectividad depende de su hidrofobicidad y capacidad para disociarse en el intestino.
  • Muchos extractos de plantas muestran actividad antibacteriana in vitro y algunos de ellos han confirmado su actividad in vivo a través de ensayos de campo. Los extractos de plantas y ácidos orgánicos tienen efectos sinérgicos, por lo que los resultados in vivo son mejores cuando se combinan.

Además, existen otros aditivos sin acción antimicrobiana que pueden mejorar indirectamente la salud intestinal. Éstos incluyen:

  • Enzimas que eliminan ciertos factores antinutricionales.
  • Probióticos y prebióticos, que aumentan la cantidad de bacterias beneficiosas en el intestino.
  • Inmunoestimulantes, ya que reforzar la inmunidad ayudará a prevenir infecciones.

USO DE EXTRACTOS DE PLANTAS, DE MEDICINA POPULAR A PRÁCTICA CIENTÍFICA

El empleo de plantas para el remedio de enfermedades se remonta al período Neanderthal. En el siglo XIX, su uso comenzó a disminuir en la práctica médica y fue reemplazado por productos farmacéuticos, pero volvió a resurgir a finales de la década de los 60 como respuesta al aumento de los efectos secundarios de los medicamentos sintéticos.

El modo de empleo de los productos de origen botánico en la actualidad es bastante diferente de su uso histórico. Actualmente la fitoterapia es una ciencia, que valida el conocimiento tradicional sobre extractos de plantas mediante ensayos clínicos, con resultados reproducibles y tratamientos efectivos.

Además, se utilizan extractos botánicos estandarizados:

  • Producidos a partir de especies de plantas debidamente identificadas y controladas;
  • Producidos mediante procesos de fabricación que son respetuosos con los compuestos activos contenidos en la planta;
  • Garantizan una concentración mínima de principios activos en el extracto.

La aplicación científica de extractos de plantas a la producción animal es una ciencia que aún está en desarrollo pero, en muchos casos, los resultados son muy satisfactorios, especialmente cuando se combinan con ácidos orgánicos.

FUNCIONES DE LOS FITOBIÓTICOS QUE PUEDEN REEMPLAZAR ANTIBIÓTICOS

Las plantas contienen una gran cantidad de principios activos que les permiten resistir el ataque de microorganismos e insectos. Estos ‘compuestos secundarios’ o ‘fitoquímicos’ pueden ser útiles como promotores naturales del crecimiento:

  1. Microbiocidas
    Algunos fitoquímicos tienen la capacidad de adherirse a la pared celular del hongo o bacteria,  causando la muerte del microorganismo. La canela y la mejorana son ejemplos de plantas con principios activos microbiocidas.
  2. Efectos prebióticos
    Algunas plantas ricas en oligosacáridos, como la achicoria, son capaces de estimular el crecimiento de bacterias favorables como lactobacilos y bifidobacterias. Esto se asocia con una reducción de enfermedades digestivas en aves de corral y cerdos. Se ha demostrado que los prebióticos, además de estimular el crecimiento de bacterias beneficiosas, también aumentan la producción de ácidos grasos volátiles de cadena corta (SCVFA) por parte de Lactobacilos y Bifidobacterias. Los SCVFA inhiben el crecimiento de una variedad de bacterias proteolíticas putrefactivas. Otros extractos de plantas no son capaces de estimular el crecimiento de bacterias lácticas, por lo que no son prebióticos reales, pero en cambio sí que pueden aumentar la producción de ácidos grasos volátiles de cadena corta. La canela y el ajo son algunos de estos estimulantes de la producción de SCVFA.
  3. Bloqueo de la adherencia bacteriana a la superficie intestinal
    Las interacciones leptina-carbohidrato son el principal mecanismo de adhesión de patógenos a la mucosa intestinal. Algunos fitoquímicos pueden bloquear esta interacción, evitando así el inicio de la infección.
  4. Efectos inmunoestimuladores
    El tejido linfoide asociado al intestino (GALT) juega un papel clave en la inmunidad digestiva en animales de granja. Algunos prebióticos naturales, como los oligosacáridos de la achicoria, son beneficiosos sobre la salud intestinal mejorando la inmunidad digestiva local.
  5. Secreción de enzimas digestivas
    Algunos compuestos como los que se encuentran en la canela o el cardamomo son capaces de estimular la producción de enzimas digestivas del páncreas y del epitelio intestinal, lo que lleva a un mejor uso del alimento y un aumento significativo en el crecimiento.

CONCLUSIÓN

Todavía no se conocen por completo los modos en que los extractos de plantas actúan como sustitutos de los promotores de crecimiento antibióticos, pero no hay duda de los fitobióticos son capaces de modificar la microflora intestinal y, a su vez, mejorar las respuestas de los animales a los desafíos infecciosos.

Está claro que la producción ganadera libre de antibióticos no es solo una cuestión de sustituir los promotores del crecimiento antibiótico por otros aditivos, sino que necesita ajustar las prácticas de formulación, manejo y bioseguridad.

Para más información sobre este tema o sobre cualquiera de nuestros productos, no dude en ponerse en contacto con nosotros través del mail info@plusvet.eu

Copyright © 2017 PlusVet Animal Health
Safe Creative #2007170344376

Ciertas declaraciones nutricionales y de propiedades saludables de nuestros productos pueden no ser aplicables en su país. La legislación referente a aditivos para alimentación animal difiere según los gobiernos.

Posted in: Acuicultura, Aves, Conejos, Porcino, Rumiantes, Salud digestiva

Leave a Comment (0) ↓