Archive for Micotoxinas

Relación entre la contaminación por micotoxinas y la enteritis necrótica

La contaminación por micotoxinas predispone a la enteritis necrótica

La enteritis necrótica, una infección bacteriana causada por Clostridium perfringens, es una de las enfermedades avícolas más comunes en todo el mundo.

La forma aguda de la enfermedad está asociada a un aumento de la mortalidad (hasta un 1% diario) acompañado de los signos que describimos en este artículo.

En la forma subclínica, el daño a la mucosa intestinal causado por C. perfringens provoca un empeoramiento del crecimiento y de la tasa de conversión alimenticia. La incidencia de la forma subclínica ha aumentado en la última década, sobretodo en los países donde el uso de promotores de crecimiento antibióticos se ha reducido o prohibido.

Clostridium perfringens es una bacteria que está presente de forma natural en el ambiente de la granja, en los alimentos y en el tracto gastrointestinal de animales y humanos sanos. La enfermedad comienza cuando hay una proliferación anormal de la bacteria, especialmente en el intestino delgado. Un ambiente intestinal con una alta concentración de proteínas, así como un sistema inmune digestivo débil y el desequilibrio de la flora intestinal, promueven el crecimiento de Clostridium perfringens.

La contaminación por micotoxinas predispone a la enteritis necrótica

Se ha demostrado que la contaminación por micotoxinas en los alimentos predispone al desarrollo de enteritis necrótica. Hay cuatro posibles mecanismos de acción de la toxicidad por micotoxinas:

1. Las micotoxinas tienen un impacto negativo en la morfología del epitelio intestinal

Se ha probado que el deoxinivalenol y las fumonisinas reducen la longitud del intestino delgado, así como la altura de las vellosidades y la profundidad de las criptas del epitelio intestinal. Dichos cambios reducen la superficie disponible para absorber nutrientes, lo que finalmente resulta en un aumento de las proteínas no absorbidas en el lumen del intestino, promoviendo el crecimiento de Clostridium.

La contaminación por micotoxinas predispone a la enteritis necrótica

2. Las micotoxinas alteran la función de barrera intestinal

El deoxinivalenol, las fumonisinas y la ocratoxina A tienen un efecto tóxico en las células epiteliales intestinales y en las uniones estrechas, lo que altera la función barrera intestinal (en este artículo hablamos sobre la importancia de la barrera intestinal). El epitelio se vuelve más permeable y las proteínas del plasma se vierten hacia la luz del intestino, promoviendo el crecimiento de Clostridium.

La contaminación por micotoxinas predispone a la enteritis necrótica

3. Las micotoxinas deprimen el sistema inmune digestivo 

En las aves de corral, más del 70% de las defensas inmunológicas se localizan en el sistema digestivo, diseminadas en el GALT (tejido linfoide asociado al intestino), las placas de Peyer, los ganglios linfáticos mesentéricos y las amígdalas cecales.

Cuando el sistema inmune digestivo no funciona correctamente, es más fácil que proliferen bacterias patógenas como Clostridium perfringens.

Hay cuatro grupos principales de micotoxinas que afectan el sistema inmune digestivo:

  • Las aflatoxinas y las ocratoxinas disminuyen la producción de anticuerpos (inmunoglobulinas A y M)
  • Las fumonisinas y los tricotecenos reducen la producción de interleucinas e interferón (proteínas que regulan las respuestas inmunes).

La contaminación por micotoxinas predispone a la enteritis necrótica

4. Las micotoxinas alteran la composición de la microbiota digestiva

El efecto de las micotoxinas en la microbiota intestinal aún no ha sido extensamente investigado, pero como las micotoxinas tienen actividad antibacteriana, presumiblemente causan desequilibrios en las poblaciones microbianas intestinales que pueden provocar un crecimiento anormal de patógenos como Clostridium perfringens.

Investigaciones recientes han demostrado que, en las aves de corral:

  • La ingestión continuada de fumonisinas durante dos semanas reduce la diversidad de la microbiota ileal.
  • La exposición a fumonisinas, aflatoxinas y ocratoxinas disminuye el recuento de especies de Lactobacillus.

La contaminación por micotoxinas predispone a la enteritis necrótica

En conclusión

Siempre que haya un brote de enteritis necrótica o la sospecha de infección subclínica por Clostridium perfringens es necesario investigar la contaminación por micotoxinas en el alimento como una de las posibles causas.

Productos de elección

PlusBind© es el secuestrante de micotoxinas de elección para prevenir los efectos negativos de las micotoxinas en el sistema digestivo.

Por otro lado, los productos a base de extractos de plantas con propiedades microbiocidas y prebióticas, como GrowthPlus© y PlusProtect Digestive © , ayudan a restaurar o mantener la salud intestinal, previniendo la proliferación de Clostridium perfringens.

Para más información sobre este tema o sobre cualquiera de nuestros productos, no dude en ponerse en contacto con nosotros través del mail info@plusvet.eu

Somos expertos en la salud digestiva de aves y ganado

Copyright© 2018 PlusVet Animal Health

Picture of Clostridium found here.  Icons found here.

Ciertas declaraciones nutricionales y de propiedades saludables de nuestros productos pueden no ser aplicables en su país.

Posted in: Aves, Micotoxinas, Salud digestiva

Leave a Comment (0) →

Importancia del síndrome del intestino permeable en animales de granja

En medicina humana y veterinaria cada vez se habla más del “síndrome del intestino permeable”

El término “síndrome del intestino permeable” (leaky gut en inglés) se utiliza para describir la condición de “intestino hiperpermeable” que se produce cuando el epitelio intestinal se vuelve excesivamente poroso y su función de barrera deja de funcionar correctamente. Como consecuencia, moléculas de alimento de gran tamaño, sin digerir, y microorganismos de la flora intestinal fluyen hacia el torrente sanguíneo, causando una inflamación generalizada en el cuerpo y desencadenando una reacción del sistema inmune.

Importancia del síndrome del intestino permeable en animales de granja

En humanos, se cree que el intestino permeable es causado, entre otros, por una dieta desequilibrada, deficiencias nutricionales, estrés crónico, abuso de alcohol, disbiosis, infección por Helicobacter pylori y el uso continuo de antiinflamatorios no esteroideos.

Estudios recientes relacionan la hiperpermeabilidad intestinal con ciertas enfermedades crónicas, como la celiaquía, la diabetes y la enfermedad de Crohn. Además, muchos especialistas también vinculan el síndrome del intestino permeable con la ansiedad, la depresión, el autismo, las enfermedades relacionadas con el cerebro, el cáncer y el eczema, aunque aún no hay evidencia científica de estos vínculos.

Síndrome del intestino permeable en animales de granja

Los animales de granja también sufren una variedad de enfermedades relacionadas con la hiperpermeabilidad intestinal.

Además de causar las patologías específicas que enumeraremos más abajo, la inflamación generalizada relacionada con el intestino permeable consume hasta el 30% de la energía metabólica, disminuyendo los recursos energéticos que el animal necesita para crecer o producir huevos o leche.

En los animales de granja, las posibles causas de la alteración de la función de barrera intestinal son la restricción de alimento, el estrés por calor, la disbiosis, las dietas con baja digestibilidad, el uso de grasas rancias, ciertas toxinas bacterianas y la presencia de micotoxinas (DON, aflatoxina B1, fumonisinas).

En las aves de corral, la pérdida de la función de barrera intestinal se ha relacionado con:

  • Condonecrosis bacteriana con osteomielitis (necrosis de la cabeza femoral): es un proceso infeccioso que resulta de la migración de patógenos digestivos hacia la sangre y posteriormente al hueso. Más información aquí.
  • Translocación de patógenos intestinales como Salmonella sp. y E. coli a órganos extraintestinales, causando infecciones hepáticas, perihepatitis, perihepatitis y colibacilosis.

En el cerdo, el síndrome del intestino permeable está relacionado con:

  • Síndrome de la disgalactia posparto: en las cerdas gestantes, fracciones de las paredes celulares de E. coli se convierten en poderosas endotoxinas llamadas lipopolisacáridos (LPS), que se absorben en el torrente sanguíneo e interfieren con ela secreción de calostro y leche. Más información aquí (artículo en inglés).
  • Translocación de patógenos intestinales como E. coli a órganos extraintestinales, incluidos los ganglios linfáticos mesentéricos, pulmón, hígado y bazo.

En rumiantes, la pérdida de la función de barrera intestinal se ha relacionado con:

  • Acumulación de grasa en el hígado
  • Cetosis
  • Translocación de patógenos intestinales como Salmonella sp. y E. coli a órganos extraintestinales, especialmente en rumiantes jóvenes.

En conclusión

Cada vez se tiene más información sobre las patologías relacionadas con el síndrome del intestino permeable, tanto en humanos como en animales de granja.

Para aliviar este síndrome, es necesario adoptar un enfoque holístico para mantener y mejorar la salud digestiva, incluyendo la reducción del estrés, el uso de ingredientes altamente digeribles en los alimentos y grasas de buena calidad, la adición de un captador de micotoxinas efectivo y la administración de extractos vegetales para la salud digestiva. Más información sobre nuestros productos para la salud intestinal aquí.

Para más información sobre este tema o sobre cualquiera de nuestros productos, no dude en ponerse en contacto con nosotros través del mail info@plusvet.eu

Somos expertos en la salud digestiva de aves y ganado
Copyright © 2018 PlusVet Animal Health

Foto de portada encontrada aquí. 

Ciertas declaraciones nutricionales y de propiedades saludables de nuestros productos pueden no ser aplicables en su país.

Posted in: Acuicultura, Aves, Conejos, Micotoxinas, Porcino, Rumiantes, Salud digestiva

Leave a Comment (0) →

Presencia de micotoxinas en alimentos y materias primas – China, 2017

Presencia de micotoxinas en alimentos y materias primas - China, 2017

Este informe es un resumen estadístico de los más de 1100 análisis que realizamos en nuestro laboratorio de servicios clínicos durante 2017. Las determinaciones de aflatoxinas totales (AFLA), vomitoxina (DON), fumonisinas (FUM), toxina T2 (T2) y zearalenona (ZEN) se llevaron a cabo en muestras de alimentos y materias primas enviados a nuestro laboratorio por nuestros clientes chinos.

NIVELES GENERALES DE CONTAMINACIÓN

Observando los niveles generales de contaminación de todas las muestras, solo el 0.5% de las muestras fueron negativas para micotoxinas; El 4.8% de las muestras estaban contaminadas por una sola micotoxina y el 94.7% de las muestras dieron positivo a dos o más micotoxinas.

Presencia de micotoxinas en alimentos y materias primas - China, 2017

La micotoxina detectada con mas frecuencia fue deoxinivalenol (DON, vomitoxina): casi el 90% de las muestras dieron positivas, mientras que el 58.75% tenían un nivel de contaminación superior al límite de seguridad recomendado.

Presencia de micotoxinas en alimentos y materias primas - China, 2017

La segunda micotoxina más detectada fue la fumonisina (81% de las muestras) y el 44,93% de los alimentos estaban por encima de los límites recomendados. La zearalenona fue la tercera micotoxina más común: el 72.48% de las muestras dieron positivo y el 12.84% de las muestras superaban los límites recomendados para cada especie.

RESULTADOS POR ESPECIE

Contaminación en alimentos y materias primas destinados a porcino

Presencia de micotoxinas en alimentos y materias primas - China, 2017

El DON (vomitoxina, desoxinivalenol) fue la micotoxina detectada con más frecuencia (96,70% de las muestras) y el 88,64% de los alimentos estuvo por encima de los límites recomendados. Como es bien sabido, esta toxina se relaciona con la disminución del consumo de alimento, un empeoramiento del rendimiento y con alteraciones de la salud intestinal.

La contaminación por fumonisinas fue la segunda más frecuente: un 83.33% de las muestras fueron positivas, mientras que el 61.90% de ellas excedieron los límites de seguridad. En los cerdos, los efectos negativos de las fumonisinas están relacionados con una baja inmunidad y la aparición enfermedades respiratorias.

La presencia de zearalenona (82.29% de positivos, 29.17% por encima de los límites recomendados) y T2-toxina (78.67% de positivos, 0% por encima de los límites recomendados) también fue significativa.

Contaminación en alimentos y materias primas destinados a broilers

Presencia de micotoxinas en alimentos y materias primas - China, 2017

Presencia de micotoxinas en alimentos y materias primas - China, 2017

La micotoxina más común en los alimentos para pollos de engorde fue la vomitoxina (96.05% de muestras dieron positivo, 19.74% por encima del límite recomendado). Esta micotoxina está relacionada con un empeoramiento del consumo de alimento, un crecimiento reducido y enfermedades digestivas.

La contaminación por fumonisinas fue la segunda más importante (75% de las muestras fueron positivas) pero ninguna muestra superó los límites de seguridad.

La contaminación por T2-toxina fue la tercera más frecuente (63.77% de muestras positivas, 33.3% por encima del límite recomendado). Esta micotoxina está vinculada a úlceras y lesiones orales y digestivas, así como a lesiones en el hígado. La presencia de toxina T-2 indica que el alimento está contaminado por otras micotoxinas que no se analizan rutinariamente, como la toxina HT2, y que son mucho más tóxicas que la toxina T2 en sí misma. En consecuencia, los efectos tóxicos reales de la toxina T2 pueden ser mucho más graves de lo que pueden indicar los resultados del laboratorio.

Contaminación en alimentos y materias primas destinados a ponedoras y reproductoras

Presencia de micotoxinas en alimentos y materias primas - China, 2017 Presencia de micotoxinas en alimentos y materias primas - China, 2017

La micotoxina más frecuente en los alimentos para ponedoras y reproductoras fue la vomitoxina (86.44% de las muestras fueron positivas, 55.93% por encima del límite recomendado), lo que se relaciona con la disminución de la productividad, defectos del huevo y enfermedades digestivas.

La contaminación por fumonisinas fue la segunda más importante (80.6% de muestras positivas, con un 71.64% por encima del límite recomendado). Las fumonisinas están relacionadas con el empeoramiento de la conversión alimenticia, defectos de calidad del huevo y problemas digestivos.

En general, los alimentos para ponedoras y reproductoras muestran altos niveles de contaminación. Además de vomitoxina y fumonisis, las contaminaciones por zearalenona (75% de muestras positivas), toxina T2 (61.02% de muestras positivas) y aflatoxinas totales (68.33%) también fueron elevada.

CONCLUSIONES

Los resultados de este análisis estadístico reiteran la importancia de realizar una determinación de micotoxinas de los alimentos y materias primas antes de administrarlos a los animales. En PlusVet Animal Health ofrecemos un servicio de análisis profesional que determina los niveles de micotoxinas en alimentos, materias primas o leche y ayuda a realizar una evaluación de riesgos.

También queremos subrayar que, aunque hay muchos secuestrantes de micotoxinas en el mercado, PlusBind © y PlusBind Bio © muestran una mejor tasa de adsorción para todas las micotoxinas que sus competidores, gracias a sus mezclas estratégicas de silicatos altamente activos.

Para más información sobre este tema o sobre cualquiera de nuestros productos, no dude en ponerse en contacto con nosotros través del mail info@plusvet.eu

Copyright © 2018 PlusVet Animal Health

Ciertas declaraciones nutricionales y de propiedades saludables de nuestros productos pueden no ser aplicables en su país. La legislación referente a aditivos para alimentación animal difiere según los gobiernos.

Posted in: Micotoxinas

Leave a Comment (0) →

Toxicidad por micotoxinas en gallinas ponedoras

La contaminación por micotoxinas afecta la salud de la gallina, su productividad y la calidad del huevo

La contaminación por micotoxinas afecta la salud de la gallina, su productividad y la calidad del huevo

La contaminación por micotoxinas disminuye el rendimiento económico de las granjas de ponedoras, no sólo por las pérdidas de productividad asociadas, sino también por sus consecuencias sobre la salud de las gallinas y sobre la calidad del huevo.

Las gallinas ponedoras son más susceptibles a las micotoxinas que los pollos de engorde por tres razones:

1) Una vida más larga hace que sean las candidatas ideales para la micotoxicosis crónica, causada por una exposición continua a bajos niveles de toxinas.

2) El alimentos a menudo incluye subproductos como DDGS, que suelen estar más contaminados que el maíz.

3) Las ponedoras están sujetas a un estrés continuo. Las consecuencias negativas del estrés, como la deficiencia inmune, exacerban la toxicidad de las micotoxinas.

Consecuencias sobre la salud de las ponedoras

1) Lesiones en el tracto gastrointestinal

Los tricotecenos (toxina T-2, toxina HT-2, deoxinivalenol, monoacetoxiscirpenol y diacetoxiscirpenol) y el ácido ciclopiazónico son cáusticos y producen lesiones en diferentes partes del tracto gastrointestinal, provocando una menor ingesta de alimento, un empeoramiento de la conversión alimenticia y la presencia de alimento no digerido en el intestino.

La T-2 toxina y el diacetoxiscirpenol son las principales micotoxinas responsables de las lesiones en el pico, la lengua y el paladar.

Las lesiones en el proventrículo y la molleja son causadas principalmente por la toxina T-2, la toxina HT-2, el deoxinivalenol y el diacetoxiscirpenol. Las fumonisinas están asociadas a un proventrículo anormalmente agrandado.

Las úlceras y las hemorragias en la mucosa intestinal se asocian comúnmente a los tricotecenos.

La contaminación por micotoxinas afecta la salud de la gallina, su productividad y la calidad del huevo

2) Enfermedades digestivas y diarrea

La ocratoxina, las aflatoxinas y los tricotecenos son posibles causas de disbiosis.

La contaminación por deoxinivalenol es un factor predisponente para la enteritis necrótica.

La ocratoxina, la oosporina y la citrinina perjudican la función renal, lo que hace que el ave beba una cantidad excesiva de agua y puede provocar diarrea.

3) Problemas óseos

Un suministro adecuado de calcio y fósforo en una proporción de 2: 1 es clave para la salud ósea, así como para la calidad de la cáscara de huevo. La vitamina D3 también está involucrada en la formación del hueso y de la cáscara de huevo porque regula la absorción y el metabolismo del calcio.

La aflatoxina B1 y la toxina T2 interfieren con la absorción y el metabolismo de la vitamina D3. Por lo tanto, siempre que el alimento esté contaminado con dichas micotoxinas, se recomienda aumentar la dosis de vitamina D3.

Otras micotoxinas como las ocratoxinas, las aflatoxinas y la citrinina reducen la eliminación renal de los uratos, provocando que los cristales de urato precipiten en las articulaciones (gota articular).

4) Inmunosupresión

Las aflatoxinas, los tricotecenos y la ocratoxina, a niveles que no causan signos visibles de micotoxicosis, suprimen las funciones inmunes, disminuyen la resistencia a enfermedades infecciosas y causan fallos en la efectividad de las vacunas.

Empeoramiento de los parámetros productivos

Se calcula que la contaminación por micotoxinas afecta negativamente a las granjas de ponedoras, reduciendo la cantidad de huevos producidos un promedio de 0.08 huevos / gallina / semana.

  • Las aflatoxinas, las ocratoxinas, el deoxinivalenol, la toxina T-2 y la toxina HT-2 tienen un impacto negativo en la tasa de postura.
  • Las fumonisinas y los tricotecenos empeoran la conversión alimenticia.
  • Las ocratoxinas retrasan la madurez sexual en pollitas.
  • La zearalenona en dosis muy altas causa trastornos hormonales, prolapso del oviducto y dilatación de la cloaca.

Efectos negativos sobre la calidad del huevo

1) Reducción del tamaño del huevo

La contaminación por aflatoxinas, ocratoxina y desoxinivalenol da como resultado huevos más pequeños.

2) Defectos de la cáscara

  • Como se menciona más arriba, la aflatoxina B1 y la toxina T2 interfieren con la absorción y el metabolismo de la vitamina D3, reduciendo el peso de la cáscara de huevo.
  • La aflatoxina B1 reduce los depósitos de vitamina A en el hígado de las gallinas ponedoras. La vitamina A es una vitamina clave en el proceso de formación de la cáscara.
  • El diacetoxiscirpenol, la toxina T-2 y las fumonisinas aumentan el porcentaje de huevos con cáscara fina o bien con grietas o fisuras.
  • Las ocratoxinas causan manchas marrón-amarillento en la cáscara, debido a depósitos de urato en la cloaca.
  • La exposición a largo plazo a deoxinivalenol resulta en una mayor incidencia de huevos blandos.

La contaminación por micotoxinas afecta la salud de la gallina, su productividad y la calidad del huevo

3) Color pálido de la yema

Las ocratoxinas, las aflatoxinas, las fumonisinas y los tricotecenos interfieren con la absorción de carotenoides en el intestino y con su metabolismo en el hígado, dando como resultado yemas de color pálido.

Además, la contaminación por aflatoxinas puede producir yemas de huevo más pequeñas debido a la interferencia de esta micotoxina con el metabolismo de las grasas.

4) Manchas de sangre en la yema o en la albumina

La contaminación por aflatoxinas está relacionada con una mayor incidencia de manchas de sangre. Las manchas de sangre son el resultado de una pequeña hemorragia cerca del folículo ovárico durante la ovulación. Las aflatoxinas tienen un efecto hemorrágico.

5) Albuminas acuosas

La exposición a largo plazo a las aflatoxinas y al deoxinivalenol perjudica la calidad de la albúmina, que se vuelve acuosa.

6) Residuos de micotoxinas en el huevo

Las micotoxinas aflatoxina B1, aflatoxinol, deoxinivalenol y toxina T-2 se acumulan en los huevos, aunque generalmente no representan un riesgo significativo para la salud humana.

7) Contaminación microbiológica

La ingestión crónica de micoxinas incluos a bajas dosis resulta en un aumento de las infecciones digestivas que pueden provocar la contaminación del huevo por E. coli o Salmonella sp.

Conclusiones

Las gallinas ponedoras son más sensibles que otras aves a las micotoxinas. La salud de la gallina, su productividad y la calidad del huevo pueden verse negativamente afectadas.
Hoy en día no existe una tecnología que pueda prevenir eficazmente la contaminación por micotoxinas durante el cultivo de los insumos para alimentación animal. Es necesario establecer un programa HACCP para controlar la contaminación por micotoxinas y usar rutinariamente un secuestrante de micotoxinas adecuado.

Productos de elección

Plusbind©, nuestra línea de secuestrantes de micotoxinas, es la elección ideal para prevenir la micotoxicosis en todas las especies. Los captadores de micotoxinas PlusBind© se basan en cócteles estudiados de silicatos, con una capacidad de unión, mejor que los captadores basados ​​únicamente en un silicato.

Para más información sobre este tema o sobre cualquiera de nuestros productos, no dude en ponerse en contacto con nosotros través del mail info@plusvet.eu

Copyright © 2017 PlusVet Animal Health

Ciertas declaraciones nutricionales y de propiedades saludables de nuestros productos pueden no ser aplicables en su país. La legislación referente a aditivos para alimentación animal difiere según los gobiernos.

Posted in: Aves, Micotoxinas

Leave a Comment (0) →

Signos de micotoxicosis en lechones recién nacidos

Signos de micotoxicosis en lechones recién nacidosLos lechones recién nacidos pueden mostrar signos de toxicidad relacionados con zearalenona o aflatoxinas

Con frecuencia, los alimentos destinados a porcino están contaminados por micotoxinas. Las cerdas gestantes y lactantes son altamente susceptibles y en esta etapa la contaminación por micotoxinas desencadena una variedad de signos clínicos junto con el empeoramiento de los parámetros productivos.

Pero los efectos negativos de las micotoxinas no se limitan a las cerdas en si mismas. Ciertas micotoxinas, como la zearalenona, pueden atravesar la barrera de la placenta y llegar al feto durante la gestación. Otras micotoxinas, como las aflatoxinas, se secretan a través del calostro y la leche, afectando al lechón recién nacido.

Hay tres signos principales de toxicidad por micotoxinas en lechones recién nacidos:

1. Splay-legs o síndrome de abducción de las patas

El síndrome de abducción de las patas es la causa más importante de cojera congénita en los lechones lactantes. Consiste en un deterioro de la funcionalidad de los músculos de las patas posteriores inmediatamente después del nacimiento, lo que resulta en la incapacidad para ponerse en pie y caminar.

La causa del síndrome no está clara, pero se ha asociado al consumo de niveles altos de zearalenona (más de 4 ppm) durante la gestación.

La contaminación por zearalenona no es el único origen posible del problema. Otras posibles causas son:

  • Virus del Síndrome Reproductivo y Respiratorio Porcino (PRRSV) en la cerda.
  • Inducción del parto o cortas duraciones de la gestación.
  • Bajo peso al nacer.
  • Piso resbaladizo en el corral.
  • Más común en la raza Landrace y en los cerdos machos.
  • Deficiencia de colina y metionina en la dieta de la cerda.

La determinación de los niveles de micotoxinas en el alimento de lass cerdas puede ayudar a hacer un diagnóstico diferencial.

2. Enrojecimiento vulvar en hembras recién nacidas

Debido a una contaminación muy elevada por zearalenona en el alimento (más de 10 ppm) durante la gestación, el sistema hormonal del lechón recién nacido se altera y las hembras muestran los genitales externos enrojecidos e inflamados al nacer. 

Debe tenerse en cuenta que existe otra causa posible de enrojecimiento vulvar en los lechones recién nacidos: un desequilibrio hormonal de la cerda justo antes del parto, con altos niveles de estrógenos. Para hacer un diagnóstico diferencial, es necesario observar la duración del problema: si la vulva hinchada desaparece en 3 días o menos, es causada por el desequilibrio hormonal en la cerda. Si persiste más de 3 días, el problema puede atribuirse a micotoxinas.

La determinación de la contaminación por micotoxinas en la alimentación de las cerdas puede ayudar a hacer un diagnóstico diferencial

3. Necrosis hepática y diarrea

Las aflatoxinas B1 y B2 presentes en los alimentos son metabolizadas por la cerda y secretadas a través del calostro y la leche en forma de aflatoxinas M1 y M2.

Cuando la contaminación por aflatoxinas en la alimentación de la cerda es superior a 500 ppb, el lechón recién nacido puede mostrar signos de micotoxicosis:

  • Necrosis hepática
  • Hiperplasia del conducto biliar
  • Disfunción inmune
  • Diarrea

La determinación de aflatoxina M1 y M2 en el calostro y la leche de la cerda puede ayudar a confirmar el diagnóstico.

En resumen

La zearalenona y las aflatoxinas son las principales micotoxinas que pueden afectar a los lechones recién nacidos. Un diagnóstico adecuado realizado por un veterinario y la determinación de micotoxinas en los alimentos, en el calostro y en la leche ayudará a identificar el origen del problema.

Es necesario añadir de forma rutinaria un buen secuestrante de micotoxinas al alimento para prevenir la toxicidad de micotoxinas en los lechones lactantes.

Productos de elección

Plusbind©, nuestra línea de secuestrantes de micotoxinas, es la elección ideal para prevenir la micotoxicosis en porcino. Los captadores de micotoxinas PlusBind© se basan en cócteles estudiados de silicatos, con una capacidad de unión, mejor que los captadores basados ​​únicamente en un silicato.

 Para más información sobre este tema o sobre cualquiera de nuestros productos, no dude en ponerse en contacto con nosotros través del mail info@plusvet.eu 

Copyright © 2017 PlusVet Animal Health

Ciertas declaraciones nutricionales y de propiedades saludables de nuestros productos pueden no ser aplicables en su país. La legislación referente a aditivos para alimentación animal difiere según los gobiernos. 

Posted in: Micotoxinas, Porcino

Leave a Comment (0) →

Caso de éxito: prevención de lesiones en molleja con PlusBind y PlusProtect Digestive

prevenir lesiones en proventrículo y molleja

Una combinación de PlusBind© y PlusProtect Digestive© resultó muy eficaz para prevenir lesiones en proventrículo y molleja

Las lesiones en molleja son un problema común en las granjas de todo el mundo. Se estima que entre el 15 y el 25% de las aves que se necropsian rutinariamente, ya sean pollos de engorde, reproductores o ponedoras, sufren de erosiones del proventrículo o de la molleja. En los últimos años, la incidencia está aumentando, causando pérdidas económicas en la avicultura.

Existen diferentes razones pueden conducir a las enfermedades del proventrículo y de la molleja, tales como micotoxicosis, infecciones bacterianas o virales, problemas alimenticios y estrés (expusimos las causas de las erosiones de la molleja en este artículo).

Recientemente, utilizamos una combinación de PlusBind© y PlusProtect Digestive© en varias granjas de pollos de engorde que presentaban muchos casos de erosiones de proventrículo y molleja difíciles de tratar. Los resultados obtenidos fueron muy satisfactorios.
prevenir lesiones en proventrículo y molleja

Casos de lesiones en proventrículo y molleja difíciles de tratar en las granjas de nuestros clientes

Periodo: Julio y agosto de 2017

Lugares: 5 granjas de pollos de engorde con casos de erosiones de proventrículo y molleja difíciles de tratar.

Propósito del test: Verificar los efectos de una combinación de PlusBind©  y PlusProtect Digestive© en la prevención de las erosiones del proventrículo y molleja. Se empieza el programa el primer día de vida y se mantiene hasta el día 16. Se observa a los animales hasta el día 30 y se efectúan necropsias rutinarias.

Programa:

PlusBind©: Mezclado con el alimento, del día 1 al día 16.

PlusProtect Digestive©: Mezclado con agua de bebida, del día 1 al día 16.

Resultados:

prevenir lesiones en proventrículo y molleja

Conclusiones: Testamos una combinación de PlusBind© y PlusProtect Digestive© en cinco granjas que presentaban muchos casos de erosiones de proventrículo y molleja difíciles de tratar, para prevenir el problema desde el día uno de vida del pollito. En dos de las granjas no se observaron erosiones y en tres granjas se encontraron casos leves de proventriculitis que remitieron fácilmente después del tratamiento.

Los resultados confirmaron que una combinación de PlusBind© y PlusProtect Digestive© tiene un buen efecto para prevenir problemas de proventrículo y molleja.

Productos de elección

PlusBind© es una mezcla de silicatos cuidadosamente seleccionados destinado a la prevención de enfermedades y pérdidas de productividad relacionadas con la presencia de micotoxinas. Está indicado en aves de corral, cerdos, acuicultura y rumiantes.

PlusProtect Digestive©  es un producto para el agua de bebida que contiene una alta concentración de extractos de plantas. Posee propiedades microbiocidas y prebióticas. Está indicado para mejorar el funcionamiento del aparato digestivo en aves y conejos de todas las edades y para substituir los antibióticos promotores del crecimiento.

Vea aquí un vídeo sobre las características de nuestros secuestrantes de micotoxinas.

Para más información sobre este tema o sobre cualquiera de nuestros productos, no dude en ponerse en contacto con nosotros través del mail info@plusvet.eu

Copyright © 2017 PlusVet Animal Health

Ciertas declaraciones nutricionales y de propiedades saludables de nuestros productos pueden no ser aplicables en su país. La legislación referente a aditivos para alimentación animal difiere según los gobiernos.

Posted in: Aves, Micotoxinas, Salud digestiva

Leave a Comment (0) →

Toxicidad de micotoxinas en patos

micotoxinas en patos

Los patos se encuentran entre las especies más sensibles a la contaminación por micotoxinas

Aunque los patos se encuentran entre las especies más sensibles a la contaminación por micotoxinas, la toxicidad de éstas en el pato no está tan bien estudiada como en el pollo. Por otro lado, la producción mundial de carne y huevos de pato y huevos está aumentando en los últimos años, por lo que es necesario invertir más recursos para investigar los efectos nocivos de las toxinas fúngicas en los patos, especialmente en los patitos, que son más vulnerables.

Introducción

En comparación con otras especies avícolas, los patos y especialmente los patitos son muy sensibles a las micotoxinas. Son 200 veces más sensibles a las aflatoxinas y 10 veces más sensibles a la toxina T2 que los pollos de engorde. La co-ocurrencia (contaminación por más de una micotoxina) es especialmente perjudicial en estos animales.

Mientras que en el pollo es común encontrar lesiones por micotoxinas en el sistema digestivo, como por ejemplo en la molleja y en la superficie de los intestinos, en los patos tales lesiones son raras. El sistema inmunológico, el hígado y el corazón son los órganos diana más importantes.

Deoxinivalenol (DON, vomitoxina)

A diferencia del pollo, en el pato DON no produce lesiones en la superficie del sistema digestivo. No afecta ni a la absorción de nutrientes ni al uso del alimento, aunque cuando hay co-ocurrencia con aflatoxinas la ingesta de alimento se ve disminuida.

El principal efecto negativo de la vomitoxina es la supresión inmune, especialmente cuando se encuentra junto con zearalenona.

T2-toxina

Los patitos (patos de 1 a 21 días de edad) son muy sensibles a la toxina T2:

– A partir de 0.2 ppm de toxina T2, los patitos desarrollan lesiones orales.

– A partir de 0.3 ppm de toxina T2, hay una reducción en el crecimiento y en la ingesta de alimento, especialmente si el alimento contaminado se suministra a los patos durante varias semanas.

– Niveles aún más elevados de toxina T2 reducen el tamaño del bazo y la bolsa de Fabricio, deprimiendo la respuesta inmune.

Aflatoxinas

Los patitos son 200 veces más sensibles a las aflatoxinas que los pollos de engorde. La razón de esta sensibilidad radica en el hígado: en los patos, las enzimas hepáticas responsables de la bioactivación de las aflatoxinas son más activas, mientras que las enzimas hepáticas responsables de la detoxificación y eliminación de las aflatoxinas funcionan más lentamente que en el pollo.

micotoxinas en patos

Las aflatoxinas producen:

– Lesiones en el hígado y en los conductos biliares.

– Alteración de los niveles de enzimas sanguíneas relacionadas con las funciones hepáticas.

– Interferencia con las enzimas digestivas en el duodeno. Disminución en la digestión de proteínas y en el uso de la energía.

– Reducción del crecimiento y empeoramiento de la conversión alimenticia.

– Aumento de la mortalidad. 100% de mortalidad a 1 ppm de aflatoxinas totales.

Ocratoxinas

Los patos, especialmente los patitos, son altamente susceptibles a las ocratoxinas:

– A dosis bajas, las ocratoxinas afectan al sistema inmunológico, haciendo a los animales más propensos a las enfermedades bacterianas y virales.

– A dosis altas, las ocratoxinas causan toxicidad hepática grave.

Fumonisinas

Los patos son bastante resistentes a los efectos tóxicos de las fumonisinas, excepto cuando hay co-ocurrencia de fumonisinas y DON en el mismo alimento. En este caso, incluso si ambas micotoxinas se encuentran en niveles bajos, habrá un aumento de la mortalidad.

Conclusión

Es necesario entender las consecuencias de la intoxicación por las micotoxinas para proteger la salud de los patos y tomar las medidas correctivas adecuadas, tales como realizar un control de calidad adecuado sobre las materias primas de los alimentos y agregar de forma regular un secuestrante de micotoxinas al alimento.

Productos de elección

Plusbind©, nuestra línea de secuestrantes de micotoxinas, es la elección ideal para prevenir la micotoxicosis en patos. Los productos de la línea PlusBind© se basan en cócteles de silicatos cuidadosamente estudiados, proporcionando una capacidad de adsorción excelente, mejor que los captadores basados ​​únicamente en un silicato.

Vea aquí un video sobre las características de nuestros aglutinantes de micotoxinas.

 Para más información sobre este tema o sobre cualquiera de nuestros productos, no dude en ponerse en contacto con nosotros través del mail info@plusvet.eu 

Copyright © 2017 PlusVet Animal Health

Dibujo del hígado encontrado en Freepik.com

Ciertas declaraciones nutricionales y de propiedades saludables de nuestros productos pueden no ser aplicables en su país. La legislación referente a aditivos para alimentación animal difiere según los gobiernos. 

Posted in: Aves, Micotoxinas

Leave a Comment (0) →

¿Problemas de cojeras? Sus aves podrían tener el “síndrome del intestino permeable”

Condronecrosis Bacteriana con Osteomielitis (CBO) salud digestiva cojeraMejorando la salud digestiva se pueden reducir los casos de cojera por CBO

¿Sus pollos de engorde en fase de crecimiento y acabado tienen problemas de cojeras?

En caso afirmativo, pueden estar sufriendo un tipo de infección bacteriana en la cabeza del fémur llamada Condronecrosis Bacteriana con Osteomielitis (CBO).

La CBO es la causa más común de cojeras en pollos de engorde (el 20% de las aves con cojeras tienen CBO). Se estima que afecta al 1.5% de pollos pertenecientes a estirpes de crecimiento rápido, sobretodo cuando los animales tienen alrededor de 5 semanas de edad, causando pérdidas económicas considerables.

Etiología

El crecimiento rápido y las tensiones mecánicas causan microfracturas en los cartílagos, que son colonizadas por bacterias oportunistas presentes en la sangre. El crecimiento de estas bacterias conduce a necrosis y abscesos.

Las lesiones se encuentran con mayor frecuencia en huesos largos, principalmente fémur y tibia. En la necropsia, solamente en el 40-60% de los pollos de engorde afectados se observan lesiones óseas a simple vista.

Una vez que la CBO se ha desarrollado no responde al tratamiento, por lo que la estrategia más adecuada es la prevención.

Hay dos factores principales que determinan el desarrollo de CBO: la formación acelerada del esqueleto y la presencia de bacterias en la sangre.

1) Formación acelerada del esqueleto

Las estirpes de pollos de engorde con crecimiento más rápido son las más afectadas por CBO, porque el esqueleto no madura lo suficientemente rápido para soportar el peso del animal al final de su vida.

El proceso natural de formación, maduración y calcificación del tejido óseo es relativamente lento, demasiado para los pollos de engorde de las estirpes modernas. Durante un período de 6 semanas, la tibia y el fémur aumentan 4 veces de longitud.

Condronecrosis Bacteriana con Osteomielitis (CBO) salud digestiva cojera

Durante las etapas de crecimiento y acabado, el peso vivo de los pollos de engorde produce lesiones mecánicas, microfracturas y tensiones en los cartílagos inmaduros del fémur, la tibia y las vértebras torácicas, especialmente en la parte proximal de los huesos. La parte proximal de estos huesos es la más afectada porque crece más rápido que la parte distal.

Condronecrosis Bacteriana con Osteomielitis (CBO) salud digestiva cojera

Estas lesiones mecánicas dañan los vasos sanguíneos de los cartílagos y, como consecuencia:

  • Las bacterias que circulan en la sangre pueden llegar a las microfracturas y colonizarlas, dando lugar a infecciones.
  • Como consecuencia del daño de los vasos sanguíneos, habrá áreas sin suministro de sangre (isquemia) y se iniciará un proceso de necrosis de los tejidos.
  • Como consecuencia de la falta de suministro de sangre, las bacterias que colonizan las microfracturas son inaccesibles para las células inmunes y también para la terapia con antibióticos. Es por eso que la CBO no responde al tratamiento.

Los pollos de engorde criados sobre redes o en jaulas muestran una mayor incidencia de CBO, ya que estos tipos de pisos producen más estrés mecánico sobre el esqueleto.

Condronecrosis Bacteriana con Osteomielitis (CBO) salud digestiva cojera

2) Presencia de bacterias en la sangre (bacteremia)

Hasta hace poco se creía que la sangre era estéril, pero investigaciones recientes han demostrado que tiene su propia microbiota, aunque es difícil de cultivar en el laboratorio.

La composición de la microbiota sanguínea se ve alterada cuando microorganismos oportunistas llegan al sistema circulatorio debido a cambios en el ambiente o en el estado de salud del animal. La inmunosupresión causada por infecciones o por factores ambientales estresantes están relacionadas con la presencia de bacterias patógenas en la sangre (bacteremia) y la aparición de CBO.

Las principales especies bacterianas asociadas con CBO son Staphylococcus spp, Salmonella spp, Escherichia coli y Enterococcus spp. Hay cuatro posibles orígenes de estas especies oportunistas:

  • Translocación bacteriana en el sistema digestivo: bacterias del sistema digestivo cruzan la barrera intestinal debido al síndrome del intestino permeable y llegan a la sangre.
  • Translocación bacteriana en el sistema respiratorio: bacterias que llegan a los pulmones gracias a la respiración, atraviesan la barrera epitelial y llegan a la sangre. Las infecciones virales son un factor de riesgo porque dañan la barrera epitelial y facilitan la entrada a las bacterias.
  • Transmisión vertical (de reproductoras a pollitos); bacterias procedentes de la reproductora causan una infección en el pollito. Las bacterias pueden proceder de una infección en el aparato reproductor de la gallina, de la contaminación fecal en la cáscara de huevo o de la contaminación en la incubadora.
  • Rasguños y heridas en la piel.

Translocación bacteriana en el sistema digestivo: “Síndrome del intestino permeable”

Dentro de los cuatro orígenes posibles de bacterias oportunistas sanguíneas, la translocación bacteriana en el sistema digestivo es la más frecuente. Además, es sobre la que el avicultor puede actuar, ya que muy a menudo el avicultor no tiene manera de influir sobre la calidad de los reproductores o las condiciones de la planta de incubación.

Hemos descrito las particularidades del síndrome del intestino permeable en este artículo. 

Condronecrosis Bacteriana con Osteomielitis (CBO) salud digestiva cojera

Una vez que las bacterias oportunistas entran en el sistema sanguíneo, se diseminan por el cuerpo y llegan a los huesos, donde causan infecciones en las microfracturas del cartílago e inician la CBO.

Hay varios factores relacionados el síndrome del intestino permeable y con una mayor incidencia de CBO:

  • Gran cantidad de microorganismos patógenos en el intestino (infecciones)
  • Coccidiosis
  • Micotoxinas (vomitoxina, fumonisinas)
  • Inmunidad digestiva débil
  • Inflamación intestinal
  • Estrés, especialmente el estrés por calor

La importancia de la salud intestinal

Como hemos descrito más arriba, para reducir la ocurrencia de CBO en nuestra granja es necesario actuar sobre los diferentes factores que llevan al síndrome del intestino permeable.

Además de evitar el estrés, es necesario estar pendiente de la salud digestiva desde el primer día de vida del pollo de engorde. De esta manera es posible reducir los casos de cojeras por CBO a la mitad, con una mejor efectividad que los antibióticos.

Una estrategia integral para mejorar la salud intestinal debe incluir:

  • Productos que promuevan el crecimiento de bacterias beneficiosas, como los extractos de plantas con propiedades prebióticas: la flora beneficiosa mejora la inmunidad digestiva, reduce la inflamación y evita la translocación bacteriana.
  • Productos que reduzcan el número de bacterias patógenas, como los fitobióticos microbiocidas.
  • Fitobióticos que refuercen la inmunidad  intestinal y reduzcan la inflamación.
  • Secuestrantes de micotoxinas, prestando especial atención a su capacidad de unión para fumonisinas y vomitoxina.
  • Un programa de prevención contra coccidia.

También se ha demostrado que la administración de vitamina D3 ayuda a reducir los casos de CBO.

Condronecrosis Bacteriana con Osteomielitis (CBO) salud digestiva cojera

CONCLUSIONES

La Condonecrosis Bacteriana con Osteomielitis (CBO) es una enfermedad de gran importancia económica para la industria avícola mundial.

El crecimiento acelerado del esqueleto junto con la presencia en la sangre de bacterias provenientes del sistema digestivo son dos factores clave. Establecer estrategias para mejorar la salud intestinal desde el primer de vida es una medida efectiva para prevenir la enfermedad.

PRODUCTOS DE ELECCIÓN

PlusProtect Digestive©  es un producto para el agua de bebida que contiene una alta concentración de fitobióticos. Posee propiedades microbiocidas y prebióticas. Está indicado para mejorar el funcionamiento del aparato digestivo en aves y conejos de todas las edades y para substituir los antibióticos promotores del crecimiento.

GrowthPlus© es una mezcla sinérgica en polvo de fitobióticos y ácidos orgánicos para la salud digestiva de aves de corral, conejos y acuicultura.

PlusBind©, nuestra línea de secuestrantes de micotoxinas, es la elección ideal para prevenir la micotoxicosis en todas las especies. Los captadores de micotoxinas PlusBind© se basan en cócteles estudiados de silicatos, con una capacidad de captación mejor que los secuestrantes basados ​​únicamente en un ingrediente.

Para más información sobre este tema o sobre cualquiera de nuestros productos, no dude en ponerse en contacto con nosotros través del mail info@plusvet.eu

Somos expertos en la salud digestiva de aves y ganado
Copyright© 2018 PlusVet Animal Health

Pictures: Bone cross section, bird skeleton, cross section of intestine, found in Wikipedia.

Ciertas declaraciones nutricionales y de propiedades saludables de nuestros productos pueden no ser aplicables en su país.

Posted in: Aves, Micotoxinas, Salud digestiva

Leave a Comment (0) →

Las micotoxinas afectan el sistema inmune del cerdo

La contaminación por micotoxinas, incluso en niveles que no causan signos visibles de micotoxicosis, suprime la función inmune, disminuye la resistencia a enfermedades infecciosas e interfiere con las vacunas.

La inmunosupresión es una de las consecuencias más importantes de la contaminación por micotoxinas 

Los cerdos, como los seres humanos y todos los demás vertebrados, muestran dos tipos de respuestas inmunes:

  • Respuesta inmune innata: está presente desde el nacimiento y siempre está lista para movilizarse y combatir los patógenos en el sitio de la infección. La inmunidad innata es muy rápida (activa en menos de 12 horas) pero inespecífica.
  • Respuesta inmune adquirida: se desarrolla durante la vida del animal. Es altamente específica para cada patógeno en particular y muy efectiva, pero se activa con lentitud (tarda horas e incluso días).

La contaminación por micotoxinas, incluso en niveles que no causan signos visibles de micotoxicosis, suprime la función inmune, disminuye la resistencia a enfermedades infecciosas e interfiere con las vacunas.

Las principales micotoxinas con efectos negativos sobre el sistema inmune del cerdo son las aflatoxinas, las fumonisinas, los tricotecenos (toxina T2 y DON) y las ocratoxinas. Cada una de estas micotoxinas puede afectar la inmunidad innata o la adquirida:

1) Las fumonisinas afectan la inmunidad innata al inhibir la actividad de los macrófagos, especialmente en los pulmones y en el epitelio digestivo. A concentraciones tan bajas como 1 ppm, la fumonisina B1 disminuye la resistencia a patógenos respiratorios como Mycoplasma y facilita la colonización del epitelio digestivo por E. coli.

2) Las aflatoxinas reducen la respuesta celular de la inmunidad adquirida. Se ha demostrado que las aflatoxinas disminuyen la resistencia a Brachyspira hyodysenteriae y reducen la eficacia de las vacunas contra Erysipela.

3) La toxina T-2 (desde 0.5 ppm) y DON (desde 1 ppm) deterioran la inmunidad adquirida al disminuir la generación de anticuerpos. La contaminación por toxina T-2 se asocia con una mayor incidencia de enfermedades infecciosas de origen bacteriano, viral, fúngico y parasitario. Por otro lado, se ha demostrado que el DON reduce la eficacia de la vacunación contra el virus del síndrome respiratorio y reproductivo porcino (PRRSV).

4) La ocratoxina afecta a la inmunidad adquirida a través de varios mecanismos de acción. Hay menos estudios sobre los efectos de la ocratoxina, pero parece que la contaminación por encima de 1 ppm conduce a un mayor riesgo de neumonía y otras infecciones bacterianas.

La contaminación por micotoxinas, incluso en niveles que no causan signos visibles de micotoxicosis, suprime la función inmune, disminuye la resistencia a enfermedades infecciosas e interfiere con las vacunas.

Para resumir

La inmunosupresión es una de las consecuencias más importantes de la contaminación por micotoxinas, aunque es la más difícil de identificar porque las enfermedades infecciosas y los fallos vacunales a menudo se atribuyen a otras causas.

Para prevenir los fallos del sistema inmune, es necesario añadir un buen secuestrante de micotoxinas a los alimentos para porcino.

Productos de elección

Plusbind©, nuestra línea de secuestrantes de micotoxinas, es la opción ideal para prevenir la micotoxicosis en cerdos. Los secuestrantes Plusbind© se basan en cócteles estudiados de silicatos, resultando en una capacidad de captación mejor que los secuestrantes basados ​​únicamente en un silicato.

Para más información sobre este tema o sobre cualquiera de nuestros productos, no dude en ponerse en contacto con nosotros través del mail info@plusvet.eu

Somos expertos en la salud digestiva de aves y ganado
Copyright© 2018 PlusVet Animal Health

Ciertas declaraciones nutricionales y de propiedades saludables de nuestros productos pueden no ser aplicables en su país.

Posted in: Micotoxinas, Porcino

Leave a Comment (0) →

Fumonisinas: impacto en la producción porcina

Fumonisinas: impacto en la producción porcina

El porcentaje de alimentos contaminados con fumonisinas está aumentando en los últimos años

Las fumonisinas son un grupo de micotoxinas descubierto en 1988 y producido principalmente por los hongos Fusarium verticillioides y Fusarium proliferatum. Existen al menos 28 formas diferentes de fumonisinas, siendo la fumonisina B1 la más común y estudiada.

El porcentaje de alimentos contaminados con fumonisinas está aumentando en los últimos años: las fumonisinas son las micotoxinas que se detectan con mayor frecuencia en el maíz, independientemente de su origen geográfico. La razón de este aumento parece ser el cambio climático, que comporta condiciones de humedad y temperaturas extremas, favoreciendo el crecimiento de Fusarium verticillioides y Fusarium proliferatum.

En el Informe sobre contaminación de alimentos por micotoxinas que publicamos el año pasado (2015), el 97% de las muestras recibidas estaban contaminadas con fumonisinas (en el caso de los alimentos destinados a porcino, el 83% dieron positivo a fumonisinas) y el 55% de las muestras estaban por encima de los límites de seguridad recomendados para cada especie (en el caso de los alimentos destinados a porcino, el 50%).

MECANISMO DE ACCIÓN DE LAS FUMONISINAS

Las fumonisinas interfieren con la síntesis de esfingolípidos. Los esfingolípidos son una clase de lípidos que se encuentran en las membranas celulares, especialmente en tejidos ubicados en hígado, pulmones, corazón, cerebro y nervios. La alteración del metabolismo de los esfingolípidos produce disfunciones en procesos celulares tales como el crecimiento celular, la diferenciación, la morfología, la permeabilidad y la muerte.

Fumonisinas: impacto en la producción porcina

TOXICIDAD DE LAS FUMONISINAS EN PORCINO

En el cerdo, las fumonisinas tienen una biodisponibilidad baja (sólo se absorbe el 3-6% de la cantidad ingerida). Una vez que ingresan al torrente sanguíneo, se distribuyen por el cuerpo y su eliminación es lenta, por lo que permanecen en el cerdo durante un período prolongado.

Los efectos agudos de los altos niveles de contaminación (más de 10 ppm) están bien estudiados, siendo principalmente el edema pulmonar porcino (EPP).

En los últimos años, las investigaciones se centran sobre los efectos negativos de la exposición prolongada a dosis bajas. Se ha establecido que a niveles superiores a 1 ppm ya existe un impacto nocivo sobre la salud y la productividad, tanto en lechones como en los de engorde.

Toxicidad en el sistema respiratorio

  • Toxicidad aguda (≥ 10 ppm): la enfermedad se conoce como Edema Pulmonar Porcino (EPP). Los cerdos están aletargados; se sientan en una postura similar a la de los perros; la respiración se acelera y el animal respira con la boca abierta, mientras que la frecuencia cardíaca disminuye; pueden haber vómitos y diarrea. La mortalidad es del 50-90%.
  • Exposición crónica a bajas dosis de fumonisinas (≥1 ppm): a partir de 1 ppm, los lechones muestran cambios en la morfología de los tejidos pulmonares. Además, a esta dosis, las fumonisinas interfieren con la función de los macrófagos ubicados en el epitelio pulmonar, disminuyendo su capacidad para eliminar las bacterias patógenas y las partículas extrañas. Así, el consumo de alimentos contaminados por fumonisina se ha asociado con un mayor riesgo de enfermedades respiratorias. También se ha demostrado que las fumonisinas empeoran la gravedad de las lesiones pulmonares causadas por Mycoplasma hyopneumoniae.

Fumonisinas: impacto en la producción porcina

Toxicidad en el hígado

El hígado es el órgano dónde más se depositan las fumonisinas, seguido del riñón. La severidad de las lesiones hepáticas depende de la dosis y el tiempo de exposición, y puede detectarse mediante la presencia de enzimas hepáticas elevadas en sangre. Se pueden observar cambios en la apariencia del hígado a bajas dosis de fumonisinas (5 ppm), ya que se vuelve amarillento y quebradizo.

Fumonisinas: impacto en la producción porcina

Efectos gastrointestinales

Como se explica más arriba, aproximadamente el 94% de las fumonisinas ingeridas no se absorben y permanecen en el sistema digestivo. Los efectos negativos de las fumonisinas en el tracto digestivo son:

  • Desequilibrio en la flora intestinal, favoreciendo la proliferación de patógenos como Salmonella sp.
  • Deterioro de la respuesta inmune digestiva.
  • Aumento de la colonización intestinal por patógenos como E. coli y alteración de la barrera intestinal que impide la entrada de patógenos en el torrente sanguíneo. En las cerdas gestantes y en lactación, esto es especialmente importante ya que la proliferación de E. coli en el intestino y su paso al torrente sanguíneo está directamente relacionada con el síndrome de disgalactia posparto.

Fumonisinas: impacto en la producción porcina

Deterioro de la productividad

La productividad de los cerdos de engorde no se ve afectada por contaminaciones bajas y medias. Por el contrario, en lechones, dosis tan bajas como 1-3 ppm causan un retraso en el crecimiento.

CONCLUSIÓN

El porcentaje de alimentos contaminados con fumonisinas está aumentando en los últimos años, así que es muy necesario estudiar las consecuencias de su toxicidad en porcino.

Para controlar los efectos negativos de la toxicidad por micotoxinas hay que instaurar medidas preventivas, como el control de calidad de las materias primas y el uso rutinario de un secuestrante de micotoxinas.

PRODUCTOS DE ELECCIÓN

Plusbind©, nuestra línea de secuestrantes de micotoxinas, es la opción ideal para prevenir la micotoxicosis en cerdos. Los secuestrantes Plusbind© se basan en cócteles estudiados de silicatos, resultando en una capacidad de captación superior a la de los secuestrantes basados ​​únicamente en un silicato.

Para más información sobre este tema o sobre cualquiera de nuestros productos, no dude en ponerse en contacto con nosotros través del mail info@plusvet.eu

Somos expertos en la salud digestiva de aves y ganado

Copyright© 2018 PlusVet Animal Health
Imágenes: Freepick, Wikipedia, Shutterstock.

Ciertas declaraciones nutricionales y de propiedades saludables de nuestros productos pueden no ser aplicables en su país.

Posted in: Micotoxinas, Porcino

Leave a Comment (0) →
Page 1 of 2 12